Información

Serie: Preparémonos para los desastres provocados por lluvias torrenciales

Evacuación (1)

Estamos en la temporada del año cuando ocurren lluvias torrenciales frecuentes. Esta es la primera entrega de una serie sobre cómo protegerse en caso de lluvia intensa.

El día de hoy nos concentraremos en las medidas de precaución que deben tomarse en caso de evacuación. En primer lugar, si hubiera que evacuar durante una lluvia intensa, procure ponerse ropa cómoda para desplazarse, tal como pantalones. Incluso en verano, se recomienda llevar ropa de manga larga y pantalones largos, para prevenir lesiones. Elija zapatos cómodos que use habitualmente, como zapatos deportivos. Las botas pueden ponerse pesadas si se les metiera el agua, lo cual le dificultaría moverse. Usar sandalias de playa u otro tipo de calzado fácil de quitar puede ser peligroso, por lo que es mejor evitarlo.

Su kit de emergencia para desastres debe contener los artículos mínimos necesarios y debe ser lo más ligero posible. Para tener las manos libres y reducir el riesgo de caerse, lleve una mochila a la espalda. Por la misma razón, también es más seguro llevar un impermeable en vez de paraguas.

En caso de lluvias torrenciales, lo más importante es evacuar la zona lo más pronto posible, antes de que la situación empeore. Si un río se desborda, incluso los coches pueden ser rápidamente arrastrados por la corriente. Si su municipalidad local emite una orden de evacuación, usted deberá empezar a hacerlo rápidamente. Las personas que necesitan tiempo para desplazarse, como los ancianos y las personas con discapacidad, deben iniciar la evacuación en cuanto su municipalidad local emita la alerta de evacuación correspondiente.

Esta información fue actualizada el 5 de julio de 2021.



Evacuación (2)

Aquí nos encontramos en la temporada de lluvias torrenciales. Hoy presentamos nuestra segunda entrega de la serie sobre cómo protegerse en caso de lluvia intensa.

En esta ocasión, le daremos más recomendaciones a considerar en caso de evacuación.

Al momento de evacuar, no lo haga solo. De preferencia, vaya en parejas o en grupos y evite ir por caminos y zonas que estén inundados. Si la profundidad del agua alcanza o supera los 50 centímetros, es decir, a la altura de la rodilla de una persona adulta, la presión del agua puede dificultar el desplazamiento, incluso de un hombre.

Si una persona camina a través de una corriente de agua, puede perder el equilibrio, caer y ser arrastrada, aunque se trate de aguas poco profundas.

Evacuar por calles inundadas conlleva otros peligros. Como es difícil ver dónde pisa, puede fácilmente tropezarse y caer. También existe el riesgo de caer en un canal de desagüe, o dentro de una alcantarilla, de aguas residuales o de mantenimiento, que haya perdido su tapadera.

Si no tiene otra opción más que evacuar a través de un área inundada, evite las aguas profundas y con corriente. Camine con cuidado utilizando un paraguas o un palo largo para ir tentando el terreno y reconocer los obstáculos que pueda encontrar en su camino.

Esta información fue actualizada el 6 de julio.



Evacuación en coche (1)

Estamos en la temporada de lluvias torrenciales frecuentes. En esta tercera entrega de la serie, sobre cómo protegerse en caso de lluvia intensa, nos concentraremos en las medidas a tomar en caso de evacuación en automóvil.

Primero que nada, no asuma que evacuar desplazándose en coche es seguro.

Durante el tifón Hagibis de 2019, el 40 % de las víctimas que fallecieron al aire libre, murieron mientras evacuaban en auto. En esa ocasión, los vehículos y sus pasajeros fueron arrastrados por la corriente o cayeron en socavones a lo largo del camino.

En caso de que la lluvia y el viento se intensifiquen, no intente ir al trabajo o volver a casa, pensando que está seguro porque va en coche. Si tuviera que hacerlo, evite tanto como sea posible los caminos cerca de ríos y las áreas próximas a los campos de arroz.

Transitar por calles o carreteras inundadas conlleva muchos peligros. La gente suele sufrir caídas accidentales porque le es difícil ver claramente el acotamiento del camino.

Además, se corre el riesgo de que las vías queden interrumpidas o destruidas por la inundación. En desastres anteriores, algunas víctimas fallecieron después de que el coche cayera en una carretera colapsada sin darse cuenta.

Aun cuando se trate de una ruta conocida, infórmese sobre qué áreas han resultado afectadas.

Esta información fue actualizada el 7 de julio.



Evacuación en coche (2)

Nos encontramos en la época del año en la que ocurren lluvias torrenciales frecuentes. Esta es una serie sobre cómo protegerse en caso de lluvia intensa.

El día de hoy, nos seguimos concentrando en maneras seguras de evacuar en automóvil.

Como decíamos ayer, es peligroso conducir por calles o carreteras inundadas. Aunque el nivel del agua parezca lo suficientemente bajo para cruzar, es posible que se haya acumulado una gran cantidad. Asimismo, esas aguas pueden arrastrar coches o éstos pueden quedar sumergidos y atascados.

Al viajar por caminos inundados se corre el riesgo de caer en socavones, en zanjas ubicadas en los bordes de la carretera o en canales de irrigación debido a que es difícil verlos cuando el camino está cubierto por agua.

De preferencia, intente usar rutas alternas en vez de transitar por vías inundadas.

Si no tiene otra opción más que evacuar por caminos inundados, maneje despacio manteniendo suficiente distancia con el vehículo de adelante. Esto es para evitar que el coche de enfrente le salpique abundantes cantidades de agua que podrían obstruir su visión. También corre el riesgo de chocar si el auto de enfrente se detiene repentinamente y usted no tiene espacio suficiente para reaccionar.

Conducir rápido remueve más agua, que podría meterse al motor y causar problemas mecánicos. Maneje despacio.



Evacuación en coche (3)

Nos encontramos en la temporada del año en la que ocurren lluvias torrenciales frecuentes. Esta es una serie sobre cómo protegerse en caso de lluvia intensa.

En la entrega de hoy, seguiremos hablando de otras maneras seguras de evacuar en automóvil. Recuerde que es aconsejable evitar hacerlo si cuenta con otras opciones.

Como decíamos ayer, al evacuar en coche éste puede quedar sumergido en el agua. Por favor, recuerde que el motor se detendrá si el agua alcanza unos 30 centímetros de profundidad, y si supera los 50 centímetros existe el riesgo de que el auto flote y sea arrastrado.

En el caso de los coches de pasajeros, el nivel del agua debe llegar como máximo al borde inferior de las puertas o al chasis del auto. Sin embargo, sepa que, aunque el agua no sea muy profunda, su vehículo puede ser arrastrado fácilmente por una corriente fuerte, si se encontrara inmerso en aguas de un río desbordado, por ejemplo.

Cuando un auto está sumergido, la presión del agua dificulta abrir las puertas. Mientras más grandes sean estas, mayor será la presión que reciban; es decir, será más difícil escapar de vehículos que tengan puertas grandes o corredizas.

Por si acaso, es una buena idea tener siempre dentro del coche una herramienta especial para romper el vidrio de las ventanas. Si no contara con esa herramienta, puede usar las barras metálicas de ajuste de los reposacabezas de los asientos del auto. Empuje con fuerza una de las barras en el espacio donde se juntan el borde inferior de la ventana con la puerta y luego jale el reposacabezas hacia usted para romper el vidrio.

En el peor de los casos, si se encuentra dentro de un coche sumergido, recuerde que usted podrá abrir la puerta una vez que entre suficiente agua dentro del vehículo y la presión del agua en el interior y la del exterior se igualen.



Evacuación en coche (4)

Nos encontramos en la temporada de lluvias torrenciales frecuentes. Continuamos con nuestra serie sobre cómo protegerse en caso de lluvia intensa.

El día de hoy, seguiremos dando consejos para cuando no tenga más opción que evacuar en automóvil. Tenga mucho cuidado al conducir por un paso a desnivel, ya sea debajo de unas vías del tren o de una avenida. Como estos pasos son más bajos que el área circundante, el agua puede acumularse ahí en poco tiempo cuando llueve mucho. Ha habido muchos accidentes en los que han muerto personas cuando los coches han entrado a un paso a desnivel sin darse cuenta de que estaba inundado. Por eso, al evacuar evítelos tanto como sea posible. Si no tiene más remedio que pasar por ellos, asegúrese de que no haya agua acumulada y proceda con precaución.